Durante un examen, bebe agua

En un estudio realizado por las universidades de East London y Westminster, en Reino Unido, se comprobó que los estudiantes universitarios que alcanzaban cursos superiores eran mucho más propensos a llevar una botella de agua a un examen que los estudiantes de primer año y que aquellos que no superaban los primeros cursos.

Además, los responsables de la investigación demostraron, a través de una serie de experimentos, que la relación no era casual: los alumnos que bebían y se hidrataban durante la prueba eran también los que obtenían mejores notas.

Atribuyeron estos resultados al efecto fisiológico del agua sobre la capacidad de razonamiento del cerebro. Por otro lado, beber agua durante un examen alivia la ansiedad, uno de los factores que más influye negativamente en la nota final. La ansiedad provoca el bloqueo, deja la mente en blanco y, aunque los estudiantes hayan trabajado duro para superar la prueba, estos efectos secundarios causan sensación de inaptitud para superar la prueba y terminan influyendo en el rendimiento del alumno y, por lo tanto, sobre la nota final.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons