Casi 5.000 jóvenes parados menos en abril

Entre los jóvenes menores de 25 años se redujo el paro en abril en 4.965 (1,03 %), mientras que entre los de esa edad en adelante bajó en 41.085 (0,9 %).

Según los datos de la Encuesta de Población Activa, ser menor de 25 años puede aumentar las posibilidades de pasar al desempleo. En el informe se evalúa las probabilidades de que diversos colectivos acaben sin trabajo, así como los factores que más contribuyen al acceso al mercado laboral.

Al parecer, las mujeres, además de tener un 23% más de posibilidades de perder el empleo, tienen menos expectativas de recolocación que los hombres. Pero, además del género, existe otra variable significativa: la edad.

Una cuarta parte de los trabajadores menores de 25 años se quedan sin empleo, mientras que a uno de cada diez de los que tienen entre 25 y 34 años le ocurre lo mismo. Las empresas se sienten más atraídas por los jóvenes incluidos en esta franja de edad. De hecho, 314.823 individuos de entre 25 y 34 años encontraron empleo en el primer trimestre de 2013.

En el texto también se han recogido otros datos como, por ejemplo, que por primera vez ser asalariado en el sector público entraña un mayor riesgo de pérdida de empleo que serlo del privado. También consta en él que:

Los individuos con estudios universitarios son los únicos que presentan unas tasas de acceso al empleo muy superiores, prácticamente el doble, que las tasas de pérdida de empleo.

En la web del Injuve se puede descargar el informe “Jóvenes en la EPA. Primer Trimestre 2013”.

Share this post

PinIt
scroll to top