‘Toy Story’ ayudó a un padre y a un hijo a sobrevivir

La familia Marino se encontraba de vacaciones en la playa de Daytona, en el estado de Florida la tarde del sábado, cuando Christopher, su hijo de 12 años, que padece autismo, quedó atrapado en una corriente de agua. Su padre fue tras él y ambos fueron arrastrados por el mar Atlántico durante la noche.

Según ha explicado Walter Marino en el programa de televisión Today, la famosa frase del conocido juguete Buzz Lightyear de la película de Disney Toy Story les salvó la vida, ya que logró mantenerlos en contacto cuando se encontraban atrapados en la corriente del océano. A la llamada de “Hasta el infinito”, por parte del padre, el hijo gritaba a modo de respuesta “Y más allá”, consiguiendo mantener la comunicación en las más de 15 horas que duró su terrible aventura por aguas del Atlántico.

El padre de 46 años fue rescatado por un marino, alrededor de las 8 de la mañana del domingo, a unos 8 kilómetros de la costa. Walter Marino había perdido la pista de su hijo y se temía lo peor, pero dos horas más tarde, la Guardia Costera de los Estados Unidos encontró a Christopher a una milla de distancia de donde había sido hallado su padre. Ninguno de ellos padecía lesiones graves, pero sí alguna picadura de medusa.

Como si de una película de la factoría Disney se tratara, la familia pudo reencontrarse felizmente.

La Guardia Costera rescata a Christopher

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons