Los niños españoles viven peor que hace una década

Unicef ha publicado el informe “Bienestar infantil en los países ricos” que sitúa a España en el puesto 19 de un total de 29 países occidentales analizados.

Hace una década, España ocupaba la quinta posición de un total de 21 países. ¿Qué ha ocurrido para que descienda en este ranking? ¿Por qué ahora los niños españoles viven en peores condiciones que hace una década?

Suspenso en educación

En el informe, la organización valora diversos ítems como el bienestar material de los menores, su salud y seguridad, la educación del país, los comportamientos y riesgos infantiles y la vivienda. En el ámbito en el que España sale peor parada es en educación, donde ocupa el puesto 26 de 29.

Unicef ha valorado negativamente los datos españoles en el porcentaje de menores inscritos en educación secundaria; la tasa de jóvenes de entre 15 y 19 años que no estudian, ni trabajan, ni realizan prácticas laborales; y los resultados de media de los estudiantes en los exámenes de PISA en lectura, matemáticas y ciencia. El informe, además, recoge que España registró el mayor aumento de peleas en el ámbito escolar.

Riesgo de pobreza

Además de en educación, España se sitúa entre los puestos más bajos, el 24 concretamente, en lo que a bienestar material se refiere.

Los indicadores peor valorados son el porcentaje de menores que viven en hogares con ingresos inferiores al 50% de la media nacional, la privación de al menos una comida con carne o pescado al día y el nivel de pobreza entre los menores. En relación a esto último, el estudio recoge que el 20% de los menores españoles está por debajo del umbral de la pobreza.

También se denuncia en el informe que los menores españoles tienen falta de libros apropiados para su edad, conexión a Internet y suficientes condiciones lumínicas para hacer sus deberes.

Comportamientos poco sanos

Al valorar los comportamientos y riesgos infantiles, España también está peor que la media de los países desarrollados, ocupando el puesto 20.

Unicef ha analizado el porcentaje de menores con sobrepeso, los niños que desayunan y comen frutas todos los días y los que practican una actividad física. Por otro lado, el estudio resalta que hay un nivel elevado de niños españoles que consumen tabaco, alcohol y cannabis o están expuestos a violencia.

Share this post

PinIt
scroll to top