La prevención del tabaquismo en la escuela funciona

El número de jóvenes que se convierten en fumadores puede reducirse gracias a los programas de prevención del tabaquismo en las escuelas.

Los programas de prevención en los centros educativos abordan el tabaquismo a una edad muy temprana, antes de que sea más difícil abandonar el consumo. Los expertos consideran que estas iniciativas son eficaces, al menos, un año después de su puesta en marcha.

Tras analizarse los datos de 134 estudios en 25 países diferentes, los científicos observaron que el número de fumadores fue significativamente menor en los grupos que habían participado en intervenciones contra el tabaco, algunas de las cuales iban dirigidas a desarrollar habilidades sociales y competencias o enseñar a los estudiantes a resistir la presión social de fumar.

Actualmente, fumar causa cinco millones de muertes evitables cada año, una cifra que está previsto que aumente a ocho millones en 2030 y se cree que alrededor de una cuarta parte de los jóvenes puede empezar a fumar a edades entre los 13 a los 15 años.

Share this post

PinIt
scroll to top