Diego, el niño robot

La robótica no deja de sorprendernos y a veces parece que estemos ante una película de ciencia ficción, pero no es así, Diego, el niño robot, ya es una realidad.

Se trata del primer proyecto multidisciplinario que incluye robótica, neurociencia, visión, psicología y aprendizaje y que se dirige hacia la robótica emocional.

El resultado es un robot humanoide diseñado para reproducir los gestos y el proceso de aprendizaje de un niño de 1 año. Diego consta de 44 articulaciones neumáticas y 27 partes móviles en su rostro que como le permiten reproducir gestos que a diario podemos ver en cualquier ser humano. Por si fuera poco, Diego que nació hace cinco años ya es capaz de reconocer el tacto humano y registrar expresiones emocionales con sus cámaras de alta definición oculares.

Quién sabe donde están los límites de la ciencia y la tecnología, pero de momento seguimos con la boca abierta ante logros como Diego, el robot que observa el mundo y aprende gracias a una serie de algoritmos de la misma manera en que lo haría un bebé.

Share this post

PinIt
scroll to top