De pedirle autógrafos a pelearle el podio

En apenas cinco años, la vida de Marc Márquez ha avanzado a un ritmo vertiginoso. Siendo un adolescente no se podía imaginar que algún día compartiría pista con Valentino Rossi. Ahora, le disputa los podios.

En su primera fotografía junto al piloto italiano, Márquez se sentía orgullo por poder posar junto a su ídolo. Ahora, sigue coleccionando instantáneas junto a Rossi pero desde el mismo podio. El aficionado ha crecido y se ha convertido en un digno rival, eso sí, no pierde su gran admiración por Rossi. El de Cervera nunca ha ocultado que siente como un privilegio correr junto al piloto con más podios, poles y puntos en la historia del Mundial de Motociclismo.

Sin embargo, esa admiración no le hace dudar en la pista y en la primera carrera de Moto GP de esta temporada, celebrada en Qatar, Márquez ha vuelto a demostrar su precocidad y sus ganas de hacer historia también en la categoría reina, donde, tras un emocionante duelo con Rossi, ha alcanzado el tercer puesto de su primer podio.

Un jovencísimo Marc Márquez junto a su ídolo Valentino Rossi.

Share this post

PinIt
scroll to top