Si los niños no acceden a una educación de calidad “el país puede pagar un alto coste”

Javier Martos, director ejecutivo de Unicef España, ha mostrado su preocupación sobre la situación de los más jóvenes a la vez que reafirma la rentabilidad de invertir en proteger a “los adultos del mañana”.

La situación económica en la que viven millones de padres afecta a los niños en el día a día. El ambiente en casa es muy distinto, muchos pequeños no llevan una dieta equilibrada como antes y no pueden acceder al ocio, tan importante durante esa fase de la vida.

Martos afirma que se debe garantizar una educación de calidad. En otro caso, “España puede pagar un alto coste”.

La crisis económica afecta a todos los sectores y los niños son los más vulnerables. Desde Unicef muestran su inquietud al respecto, más aún si se tienen en cuenta las cifras de niños que viven por debajo del umbral de la pobreza: en su último informe, publicado el pasado mes de octubre, informaban de que 2,2 millones de niños vivían debajo de ese límite, 80.000 niños más que en 2010.

La situación económica en la que viven millones de padres afecta a los niños en el día a día. El ambiente en casa es muy distinto, muchos pequeños no llevan una dieta equilibrada como antes y no pueden acceder al ocio, tan importante durante esa fase de la vida.

Martos cree que la crisis económica pesa mucho a la hora de la toma de decisiones por parte de la Administración. Por ello apuesta por “influenciar y hacer ver que en términos puramente económicos los niños son una buena inversión”.

Share this post

PinIt
scroll to top