Proyecto europeo quiere acabar con el castigo físico a los niños

Altea España publica los primeros resultados del proyecto europeo Daphne Erradicación del uso del castigo físico sobre los niños en las familias y en las instituciones.

Para llevar a cabo el estudio, en el que participa la Universidad de Alicante y otros centros de Reino Unido, Alemania, Polonia, Estonia e Italia, se contó con la colaboración de 460 adultos, con una media de edad de 36 años, y 341 menores, con una franja de edad entre los 11 y los 18 años.

Los resultados del estudio indican que el castigo físico sigue siendo una práctica bastante extendida y que las acciones más abusivas, aunque son poco frecuentes, se dan más en familias de origen español y de América Latina, según las respuestas aportadas por los menores. También se señala que el castigo psicológico tiene mayor presencia que el físico.

Los menores estiman que en un 88% les gritan, siendo éste el porcentaje más elevado en cuanto a experiencias de algún tipo de maltrato. Por otro lado, el 34,5% de los adultos encuestados manifestaron que recibieron azotes, cachetes o bofetones por parte de sus padres ante su mal comportamiento.

En el informe también se incluye la opinión de la población universitaria acerca del castigo físico, que coincide con la ofrecida por las instituciones participantes en el proyecto: tolerancia cero al castigo físico como estrategia educativa. Por ello, se propone dotar a padres y educadores de herramientas adecuadas para educar a los niños, sensibilizar a la población y desarrollar programas de capacitación.

Sobre Raul

Soy periodista y editor en PrimerasNoticias.com. Cuando tengo ratos libres, disfruto de mi afición al cine y la literatura de género.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons