Los jóvenes vagabundos a través de la cámara

A Period of Juvenile Prosperity (Un periodo de prosperidad juvenil) es el título del libro que publica Mike Brodie, fotógrafo de vocación, en el que muestra, desde dentro, la vida nómada de los vagabundos juveniles estadounidenses que cruzan el país como polizones en trenes de carga.

Tras seis años de silencio, Brodie regresa exponiendo en dos galerías, una en Nueva York y otra en Los Ángeles, y publicando un libro, cuya edición de lujo está valorada en unos 1.900 euros.

Mike Brodie subió por primera vez a un tren de carga cuando tenía 17 años. Durante cuatro años recorrió 50.000 kilómetros practicando el train hopping (montarse en el exterior de un tren u otro transporte ferroviario) junto a otros muchos jóvenes. Algunos de ellos huían de algo o alguien; otros quería explotar su lado más rebelde; y algunos otros, simplemente, se dejaban llevar por el placer de esa experiencia.

A Period of Juvenile Prosperity

Durante esos años, Brodie se hizo llamar The Polaroid Kid, nombre que provenía de una cámara que alguien le había prestado, una Polaroid SX-70 Sonar One Step (la primera cámara réflex instantánea y con autofoco ultrasónico). Con ella cruzó sobre raíles el sur y el oeste de los EE.UU. y fotografió a las personas con las que se encontraba. Según la galería M+B:

Aunque nunca fue educado en técnica fotográfica sus imágenes son una mirada honesta y sincera que sólo puede proceder de la inconsciencia del medio.

Los organizadores de las exposiciones y los editores del libro destacan el ardiente deseo de movimiento que se desprenden de las fotografías y de la narrativa de Brodie. Muestra manos sucias; la inocencia del sueño; la voraz curiosidad de ver, sentir y conocer; la belleza de la juventud salvaje; la alegría de no tener normas; el alcohol barato; los alimentos que nadie quiere; la inocente inmundicia; el glamour del desastre y la elección de un sueño.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons