Los padres con mayor nivel educativo alimentan mejor a sus hijos

Cuanto menor es el nivel educativo de los padres, menos verduras, fruta y más bebidas azucaradas ofrecen a sus hijos, según revela un estudio publicado en la revista Public Health Nutrition.

El bajo nivel educativo de los padres está relacionado con el consumo de alimentos relacionados con la obesidad. Así lo concluye el estudio “Identificación y prevención de los efectos sobre la salud inducidos por la dieta y el estilo de vida en niños”, llevado a cabo por investigadores de 8 países europeos (España, Alemania, Italia, Suecia, Estonia, Chipre, Bélgica y Hungría).

En la investigación, se han estudiado los hábitos de más de 14.000 niños de esos estados, y se demuestra que los progenitores con peor nivel educativo alimentan a sus hijos con más cantidad de grasas saturadas y bebidas azucaradas. Los padres con mayor nivel educativo, por contra, suelen alimentar a sus hijos con más alimentos saludables como el arroz, las verduras, pasta, frutas o pan integral.

El estudio de Juan Miguel Fernández Alvira, investigador de la Universidad de Zaragoza, concluye que en los estratos socioculturales más bajos existe un mayor riesgo de obesidad infantil.

Los programas de prevención de la obesidad infantil a través de la promoción de una alimentación saludable deberían abordar de manera especial y específica aquellos grupos socioeconómicamente desfavorecidos, con el objetivo de minimizar las desigualdades de salud.

Share this post

PinIt
scroll to top