La nueva ley de Emprendimiento permitirá crear una empresa en 48 horas

Esta nueva ley de Emprendimiento pretende dar apoyo a las iniciativas de todos los emprendedores ordenando y coordinando los recursos de la Administración y favoreciendo la inversión pública y privada para así fomentar el crecimiento.

Se desea que los emprendedores pasen a ser agentes fundamentales para la activación del mercado laboral con el objetivo de alcanzar un incremento del 60% en los próximos cuatro años en la tasa de emprendimiento.

Una vez que el gobierno ya tiene el anteproyecto de ley, pretende consensuarla con diferentes agentes tanto económicos como sociales para poder tener en cuenta sus opiniones y planteamientos y así, completarla.

Una de sus finalidades es ayudar a los emprendedores con la financiación, al tiempo que se simplificará el proceso administrativo para la constitución de la empresa.

Una de las novedades es la Unidad Galicia Emprende, que se dedicará a dar apoyo y asesoramiento para la creación de nuevas empresas. A través de este servicio, el Ejecutivo se comprometerá a evaluar los proyectos maduros facilitando su informe de viabilidad en menos de 30 días y agilizar los trámites administrativos para que la empresa pueda estar creada en menos de 48 horas.

Financiar proyectos

Igape y Xesgalicia darán apoyo a esta nuevo estatuto y beneficios fiscales a los nuevos proyectos. Con esta medida se creará un fondo de capital de riesgo específico, que consiste en proporcionar recursos a medio y largo plazo, a empresas no cotizadas y con elevado potencial de crecimiento, que moverá unos cinco millones de euros, además de dar la oportunidad de conseguir microcréditos de 10 millones de euros entre capital público y privado para los nuevos proyectos de emprendimiento.

Para favorecer el desarrollo de los proyectos individuales se fomentará la participación de los business angels  con el fin de consolidar una red de inversores privados.

La Ley de Presupuestos de este año prevé una deducción del 20% del IRPF no sólo para aquellos que inviertan en acciones o participaciones de nuevas empresas sino que se amplia también para aquellos que concedan créditos para la creación de empresas. A más, la bonificación del 75% en la cuota del Impuesto sobre Patrimonio por creación de empresas o ampliación de actividad, también se ampliará a las inversiones que se hagan para adquirir acciones o participaciones sociales en nuevas entidades y para comprar locales de negocios.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons