“Ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”

El Vaticano ha confirmado que el papa Benedicto XVI renunciará a su pontificado el próximo 28 de febrero. Se trata de la primera dimisión papal desde 1415.

El Pontífice de 85 años fue elegido Papa en un cónclave el 19 de abril de 2005, y tras ocho años considera que:

He llegado a la certeza de que mis fuerzas, debido a mi avanzada edad, no se adecuan por más tiempo al ejercicio de mi Ministerio.

El portavoz del Vaticano Federico Lombardi, tras la renuncia de Joseph Ratzinger, anunciada por él mismo en latín, durante el consistorio para la canonización de los mártires de Otranto, ha señalado que “nos ha pillado por sorpresa”. También ha añadido que aunque el cónclave de cardenales no ha sido convocado, el Vaticano espera que elija al sucesor de Benedicto XVI en marzo.

En 2010 Ratzinger declaró en una entrevista publicada en forma de libro bajo el título La Luz del Mundo que no dudaría en convertirse en el primer Papa en renunciar en siglos si no se veía “física, psicológica y espiritualmente” capacitado para llevar el mandato de la Iglesia. Un año después, en 2011, el Vaticano desmintió que el papa estuviera pensando en dimitir en 2012, cuando tuviese 85 años.

Según el Código del Derecho Canónico, para que la renuncia de un Papa sea válida es necesario que sea libre: “Si el Romano Pontífice renunciase a su oficio, se requiere para la validez que la renuncia sea libre y se manifieste formalmente, pero que no sea aceptada por nadie”, dice el canon 332, 2 del Código.

El último Papa que dimitió por voluntad propia fue Celestino V en 1294 después de liderar a los católicos durante cinco meses. Gregorio XII abdicó por obligación en 1415.

Avatar de Israel

Sobre Israel

Soy antropólogo social y cultural, experto en edición de imagen y vídeo y apasionado de las TIC en general.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons