Pasarse con los refrescos puede ser fatal

Todos los excesos son malos y con los refrescos de cola no iba a ser diferente. El estudio forense de una mujer de 30 años fallecida hace tres revela que su adicción a estas bebidas influyó en su muerte.

La joven neozelandesa además de beber entre 9 y 10 litros de refresco de cola cada día, fumaba unos 30 cigarrillos diarios y comía muy poco y de mala calidad. Finalmente, el tabaco junto al exceso crónico de cafeína y azúcar derivado de su abuso de refrescos de cola le provocaron una arritmia cardíaca y la muerte.

Y es que la ingesta en grandes cantidades de sustancias estimulantes puede acarrear problemas cardiovasculares como palpitaciones, taquicardias o arrtimias. Además de los problemas al corazón también puede afectar a los músculos, al sistema digestivo, a los huesos y dientes.

Por ello, cabe recordar que todos los alimentos deben consumirse con moderación si no queremos poner en peligro nuestra salud.

Share this post

PinIt
scroll to top