El fracaso escolar daña las arcas públicas

Un nuevo estudio sugiere que a menor formación menor salario y menor consumo, por lo que el fracaso escolar tendría un impacto directo para las arcas públicas.

La patronal catalana Cecot ha cuantificado que una persona con estudios universitarios paga en impuestos casi el triple que las personas sin estudios. Concretamente, de media un universitario aportaría impuestos por importe de 7.763 euros al año, mientras que una persona con estudios primarios pagaría una media de 2.780 euros.

Las pautas de consumo se ven claramente afectadas por los niveles formativos de los individuos.

Estos datos podrían ser muy relevantes si se tiene en cuenta que España tiene un índice de abandono prematuro de los estudios muy superior a la media europea: un 29% frente al 15,6% de la zona euro y el 14% de la UE.
En su investigación, Cecot ha realizado una simulación del impacto que tendría para las arcas públicas la reducción del fracaso escolar. Centrándose en los datos valorados en Cataluña, afirman que:

Si se consiguiera reducir en un 25% las personas asalariadas con estudios primarios y se aumentara en el mismo porcentaje el número de asalariados con estudios secundarios las aportaciones monetarias a las arcas públicas serían de casi 9 millones de euros mensuales (más de 107 millones al año).

Por otro lado, también se indica la relación entre estudios y desempleo, sosteniéndose que:

El aumento exponencial de las tasas de paro se da entre la población con menos estudios.

De hecho, el 59% de los hombres analfabetos está en paro mientras que sólo lo está un 5,5% de los que tienen un doctorado.

Avatar de Elena

Sobre Elena

Licenciada en Pedagogía, colaboro desde hace años en varios proyectos de la Asociación de Prensa Juvenil, ¡incluido este fantástico periódico! :)

Subvencionado por:

Injuve
Asociacion de Prensa Juvenil
Licencia Creative Commons