Creado un robot para el cuidado de niños en rehabilitación cognitiva

Los robots pueden ejercer de entrenadores, terapeutas y mascotas de niños que hayan sufrido traumatismos craneoencefálicos.

De esta idea parte el proyecto impulsado por el ingeniero Jordi Albó, profesor de la Universidad de la Salle de Barcelona, y por el cual ha sido galardonado con el premio Alan Turing al Compromiso Social.

El grupo de investigación en robótica de dicho centro ha creado un robot, basado en la plataforma Robotic de Lego y que también incorpora un iPod, que permite a los niños que hayan sufrido traumatismos craneoencefálicos realizar en casa los ejercicios que deben hacer durante su rehabilitación para, posteriormente, enviar los resultados al hospital.

Una vez que el médico ha configurado el perfil del niño y los ejercicios que debe hacer según su edad y su estado (déficits de atención selectiva, de memoria, de movimiento…), el robot ejerce de entrenador.

El robot programa actividades al niño también en función de los resultados de jornadas anteriores. Por ejemplo, si el niño mejora rápido, se le van dando ejercicios más difíciles para que continúe progresando. Si el niño avanza más despacio, se eligen más fáciles, para que no se frustre.

Por otro lado, Albó considera que el robot responde a la faceta de mascota, ya que puede personalizarse y expresar estados de ánimo a través de “caritas” y con él el niño puede trabajar hábitos y la responsabilidad, pues podrá encargarse de darle de comer, cambiarle la ropa, lavarle los dientes y cargarle la batería.

Los chavales le cogen cariño y tienen ganas de jugar con él.

El ingeniero y su equipo han demostrado que el 96% de los niños perciben al robot como un ser vivo con sentimientos y que éste puede resultar muy útil a la hora de reducirle al niño el estrés y la ansiedad que le provocan las constantes visitas médicas.

El proyecto arrancó en 2012 y lleva tres meses funcionando con niños. En él participan dos universidades españolas, Deusto y la Pontificia de Comillas, y una estadounidense, la TUTS de Boston. El Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona se encarga de la coordinación.

Avatar de Elisabet

Sobre Elisabet

Soy pedagoga y miembro de la Asociación de Prensa Juvenil. Me interesan los temas relacionados con las nuevas tecnologías, la educación, la literatura y el cine.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons