Avisa a la policía porque su madre le obliga a ir a dormir

Dan Davis tiene diez años y no le gusta nada que su madre le obligue a irse pronto a la cama y menos si está de vacaciones.

Por ello, cuando llegaron las ocho de la tarde y su madre le ordenó por enésima vez que se fuera a la cama, este joven residente en Brockton, Massachusetts, le dijo a su progenitora:

Si no me dejas un rato más, llamo a la policía.

La madre que pensó que su hijo no iba en serio le contestó que lo hiciera y Dan, desde su habitación, cogió el teléfono y marcó el número de emergencias. Dan no dejó ningún mensaje, seguramente bloqueado por el miedo al castigo que le supondría su comportamiento, pero la policía tiene orden expresa de acudir al lugar desde el que se realice cualquier llamada sospechosa. Así que cuando dos agentes se presentaron en su caso, tuvo que enfrentarse a la reprimenda de la autoridad y a dos semanas de castigo sin salir a jugar al parque.

Share this post

PinIt
scroll to top