Una sincera solicitud de prácticas permite a joven conseguir el puesto

Muchos jóvenes intentan alcanzar una beca o un contrato de prácticas redactando un mail protocolario, sin embargo a un pequeño banco de inversión llegó el correo de un estudiante que sorprendió a todos sus trabajadores.

Lejos de seguir las pautas de lo formal, el joven decidió expresarse con naturalidad y hacer llegar al portal Business Insider las siguientes palabras:

Sé que es inusual que estudiantes de universidades corrientes tenga una oportunidad en la empresa, pero tengo la esperanza de que puedan hacer una excepción (…) No tengo reparos en servir cafés, abrillantar zapatos o hacer la colada; honestamente, me basta con rodearme de profesionales del sector para adquirir toda la sabiduría que pueda.

En el documento, que ha sido publicado por la empresa, protegiendo los datos de confidenciales, también se puede leer las siguientes declaraciones:

No quiero perder el tiempo inflando mis credenciales, exagerando mi experiencia laboral o incluyendo una línea sobre cómo mis experiencias pasadas y mis capacidades se alinean perfectamente con la beca del banco de inversión. La verdad es que no cuento con ninguna habilidad especial, pero tengo un muy buen expediente y trabajaré muy duro para vosotros.

Y parece ser que con estos argumentos ha logrado convencer a la empresa que ha accedido a llamar al estudiante para una entrevista.

La carta del estudiante que sorprendió a la empresa

Share this post

PinIt
scroll to top