Los universitarios viven más que los que no acaban la ESO

Cuando uno se plantea seguir estudiando piensa que podrá ampliar sus conocimientos sobre un campo concreto y aumentar las posibilidades de conseguir un puesto de trabajo, pero no relaciona necesariamente los estudios con la salud.

Ahora, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) afirma que la educación beneficia la salud y promueve el comportamiento cívico. En un estudio publicado por la OCDE, elaborado con cifras de quince países miembros, se pone de manifiesto que un varón con 30 años y educación superior, de media puede vivir 51 años más; pero si no ha terminado la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), vivirá sólo 43 años más.

(Clic para ampliar)

Es decir, un hombre de 30 años y universitario o equivalente tendría 8 años más de esperanza de vida que otro que no haya terminado la ESO o equivalente. Entre las mujeres, este margen de diferencia no es tan acusado, pues sólo se otorga 4 años más de esperanza de vida a las universitarias.

Aquí se puede descargar el informe completo.

Share this post

PinIt
scroll to top