Los estudiantes españoles se llevan demasiados deberes a casa

La Confederación de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) ha protestado por el recorte de los programas de refuerzo y apoyo en los colegios, pues considera que esto sobrecarga de deberes a los niños.

En su opinión, cuando los niños llevan demasiados deberes a casa, además de restarles a los pequeños tiempo para jugar o hacer deporte, conlleva una sensación de culpabilidad por parte de los padres que salen tarde de trabajar y no tienen tiempo para la supervisión de las tareas infantiles. Además, se cree que en muchos casos los deberes constituyen una fuente de tensiones familiares.

Los niños deberían cumplir el proceso de enseñanza y aprendizaje en la escuela y en horario escolar.

CEAPA apunta, además, que el exceso de deberes “constituye un fracaso del sistema educativo”, puesto que las tareas escolares deben realizarse en el centro educativo. También señala que los deberes pueden provocar desigualdades cuando éstos son valorados en las calificaciones, puesto que hay familias que intentan ayudar a sus hijos, otras que recurren a clases particulares o academias, y otras que no disponen de medios suficientes para pagar un profesor particular.

Los deberes deberían ser solamente una formación complementaria con el apoyo de bibliotecas, museos, actividades relacionadas con la lectura, la investigación o las nuevas tecnologías.

Por otro lado, los padres consideran que la desaparición de los programas de refuerzo y apoyo “pasará factura sobre todo a los alumnos más rezagados o que necesitan ayuda en su proceso de aprendizaje”.

Por todo ello, se han solicitado programas de refuerzo educativo para los alumnos con más dificultades de forma que, al terminar la jornada escolar, los pequeños puedan repasar las materias que más les cuestan.

Sobre Elisabet

Soy pedagoga y miembro de la Asociación de Prensa Juvenil. Me interesan los temas relacionados con las nuevas tecnologías, la educación, la literatura y el cine.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons