La OCDE critica el exceso de alumnos repetidores en España

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en su último informe sobre la situación económica de España, dedica un espacio a la educación. En él insiste en que se reduzca el porcentaje de repetidores, además de advertir acerca de las consecuencias de los recortes en enseñanza pública y solicitar al Gobierno que ayude económicamente a las familias de entornos desfavorecidos para que sus hijos no abandonen los estudios.

La OCDE también considera que debería instaurarse un sistema integrado de FP dual que reúna los contratos de formación y las enseñanzas de los institutos y considera que las ayudas financieras públicas a los estudiantes para acceder a la educación superior son escasas. Además, añade que:

El gasto público en salud y educación como porcentaje del PIB es modesto en comparación con otros países

Las medidas que propone la OCDE para España pasan por incrementar las ayudas a las familias con bajos ingresos, que estarían orientadas a garantizar que los jóvenes continuaran estudiando después de los 16 años, edad a la que termina la educación obligatoria.

Con ellas se pretende combatir uno de los lastres que la organización señala para la economía española: la elevada tasa de abandono escolar temprano, puesto que el 26,5% de los jóvenes de 18 a 24 años han dejado los estudios después de la educación obligatoria. Esta cifra, aunque haya bajado durante los años de crisis económica, aún representa casi el doble de la media europea.

Por ello, muchas de las recomendaciones educativas de la OCDE para España están encaminadas a conseguir que más jóvenes sigan estudiando y que los que los dejaron prematuramente se reenganchen. También se pretende reducir el fracaso escolar, puesto que con ello disminuiría el abandono escolar y aumentaría el número de titulados. Según el economista de la OCDE Andrés Fuentes, “los resultados PISA de los españoles, aunque no buenos en promedio, demuestran que la proporción de jóvenes de 15 años que no consiguen obtener competencias básicas en lectura, ciencia y matemáticas es relativamente baja en comparación internacional. Esto indica que más alumnos deberían acceder a la educación secundaria superior, sobre todo a la profesional”.

Sobre Elena

Licenciada en Pedagogía, colaboro desde hace años en varios proyectos de la Asociación de Prensa Juvenil, ¡incluido este fantástico periódico! :)

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons