El chocolate sabe mejor en una taza naranja

Según un trabajo realizado por dos investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y la de Oxford, el color del vaso en el que se sirve el chocolate influye en su sabor. Al parecer, los consumidores prefieren que el producto esté en una taza naranja o de color crema, antes que en una blanca o roja. Los resultados de la investigación se han publicado en la revista Journal of Sensory Studies.

Los investigadores han querido comprobar cómo nuestros sentidos aprecian los alimentos de forma diferente dependiendo de las características del recipiente donde se toman. Según Betina Piqueras-Fiszman de la UPV:

El color del recipiente donde se sirven los alimentos y las bebidas puede realzar algunos de sus atributos, como el sabor o el aroma.

Junto a Charles Spence de Oxford, la investigadora planteó un experimento a 57 participantes, quienes tenían que evaluar el sabor del chocolate caliente que se servía en vasos de plástico del mismo tamaño pero de distinto color: blanco, crema, rojo y naranja con interior blanco.

A los consumidores les gustó más el chocolate servido en los vasos naranja y de color crema, destacando que notaban ligeramente un chocolate más dulce y aromático que el resto. Por ello, los investigadores consideran que su estudio puede ser relevante para los científicos interesados en comprender cómo el cerebro integra la información visual, tanto de la comida como del recipiente en el que se consume. Además, anima a los cocineros y profesionales de la hostelería a prestar mayor atención al color de las vajillas y los embalajes en los que se presentan los alimentos.

Es cuestión de experimentar para conocer cómo afecta el propio contenedor a la percepción que tienen los clientes del producto.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons