Consumir comida rápida en la infancia podría generar asma

Un estudio realizado por científicos de las universidades de Auckland, Nueva Zelanda, y Nottingham, Reino Unido, concluye que consumir comida rápida tres veces por semana podría generar enfermedades como asma y eccemas en niños y adolescentes.

En la investigación se analizaron los patrones alimenticios de 500.000 niños provenientes de más de 50 países y se detectó que los menores que consumían comida basura, preparada y servida para su consumo rápido y que suele contener altos niveles de ácidos saturados, eran más propensos a desarrollar asma severo, eccema y ojos irritados y acuosos.

Además, en algunos casos, alimentos como la leche de vaca, los huevos, pescado, marisco, productos de levadura, nueces y algunos colorantes y conservantes podrían agravar esos síntomas. Por otro lado, el consumo abundante de fruta, rica en antioxidantes y otros componentes beneficiosos, protege al organismo contra estas afecciones.

Los científicos determinaron que los menores que comenzaban la adolescencia y que consumían comida rápida tres o más veces por semana tenían un 29% más de posibilidades de desarrollar asma severo. Cuando los niños tenían entre 6 y 7 años, el riesgo se incrementaba en un 27%. En relación a la ingesta de fruta, cuando se consumen tres o más piezas a la semana se reduce el riesgo de padecer estas enfermedades entre un 11 y un 14%.

Sobre Ramon

Presidente de la Asociación de Prensa Juvenil, entrenador de baloncesto y escritor en mis ratos libres.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons