Niña de 12 años no sale de casa por ser alérgica al frío

Abbie Tully es una niña británica que vive en Borunemouth y que, desde hace un año aproximadamente, se ve obligada a pasar más de cinco meses encerrada en casa.

Todo empezó cuando el pasado invierno padeció una extraña urticaria causada por la alergia al frío. Debido a esta afección, la joven tuvo que dejar su colegio y llevar siempre encima un autoinyector de epinefrina, que deberá inyectarse en caso de que sufra una reacción grave, ya que la alergia le afecta incluso cuando sólo una pequeña parte de su piel se ve expuesta al frío.

La alergia al frío le produce una urticaria que puede aparecer ante la exposición a cualquier estímulo frío, incluyendo no sólo el contacto con objetos fríos, sino también la ingestión de bebidas o alimentos a bajas temperaturas.

Quienes padecen esta enfermedad sufren con las bajas temperaturas pues pueden producirles brotes agudos de ampollas en la piel que producen picor; fiebre; malestar general; y dolor de cabeza, abdominal o de articulaciones. Además, en los casos más graves, como el de Abbie, esta afección puede también provocar dificultad para respirar, un descenso de la presión arterial, shock, colapso e incluso la muerte.

Avatar de Elisabet

Sobre Elisabet

Soy pedagoga y miembro de la Asociación de Prensa Juvenil. Me interesan los temas relacionados con las nuevas tecnologías, la educación, la literatura y el cine.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons