Los niños obesos son más vulnerables a la publicidad

Según un estudio publicado por la revista The Journal of Pediatrics, no sólo los genes, el entorno o los hábitos son factores que inciden en las posibilidades de que un niño se convierta en obeso. Desde la Universidad de Missouri-Kansas City, han podido comprobar que el marketing es un gran detonante para que los más pequeños puedan padecer sobrepeso.

Los investigadores querían comprobar si existían diferencias en la respuesta neuronal de los niños en función de su peso y valorar así el autocontrol. El experimento consistía en mostrar el comportamiento del cerebro, a partir de una resonancia magnética, mostrando 60 productos alimentarios y otros 60 no relacionados con la comida. Durante el estudio se pudo demostrar la conducta impulsiva de los niños con obesidad, y la activación de regiones cerebrales implicadas en el autocontrol y el control cognitivo por parte de los menores con un peso normal.

Los autores de la investigación apuntan que una de las claves para combatir la obesidad se hallaría en “la capacidad para mejorar el control”, pero que aún no se cuenta con las herramientas suficientes para dar respuesta al problema.

 

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons