Fiesta anunciada en Facebook causa 30.000 libras en daños

No es la primera vez que una fiesta anunciada en Facebook obtiene unos resultados no esperados. Y es que no siempre tener un gran número de invitados es garantía de éxito.

Una adolescente inglesa decidió organizar una fiesta en la que estuviera presente su madre y, en principio, no se consumiera alcohol. Los profesores de la joven advirtieron a su progenitora que no publicaran en las redes sociales el evento de manera pública, pero como querían asegurarse un buen número de invitados no hicieron caso de dicho consejo y crearon el evento en Facebook.

Finalmente, 800 jóvenes acudieron a la fiesta que Sarah Hine, de 14 años, celebraba en su casa de Billericay, Essex (Inglaterra). Tanto ella como su padre no pudieron controlar a la gran masa que invadió el hogar y, al finalizarse la fiesta gracias a la intervención de la policía, observaron como en el jardín había un piano destrozado, pintadas en las paredes de las habitaciones, muebles rotos y agujeros en el techo y en las puertas. Un gran caos valorado en 30.000 libras. No obstante, la policía no arrestó a nadie y parece ser que no se han presentado quejas por los daños materiales.

Sobre Israel

Soy antropólogo social y cultural, experto en edición de imagen y vídeo y apasionado de las TIC en general.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons