Una guardería dentro de un avión Yak 42

De pequeños muchos niños sueñan con ser pilotos de avión, lo que no esperan es acudir a una guardería dentro de un viejo Yak 42, a no ser que vivas en Rustavi, al sur de Georgia.

Gari Chapidze ha creado dentro de un avión de la compañía Georgian Airways de la época soviética una guardería. Este profesor compró un Yak 42 y lo transformó en un centro para los más pequeños con mesas, juegos, pizarras, juguetes… Aunque uno de los espacios preferidos de los niños es la cabina que, todavía intacta, conserva más de 1.500 botones con los que poder jugar.

El docente explica que su idea era “crear una guardería a la que los niños vinieran siempre ilusionados”. “A veces los niños tienen dificultad en adaptarse a espacios nuevos, les cuesta ir a un nuevo colegio. Quería que el ir al colegio se convirtiera en un momento divertido”, ha añadido.

Los padres pagan unos 70 euros al mes por niño para traerles a este colegio. Aproximadamente el doble que una guardería pública.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons