‘Long Shot’, la historia de Kevin Laue

Kevin Laue es un joven que, a pesar de tener un brazo que sólo le llega al codo, ha conseguido su objetivo de jugar en la primera división de la NCAA estadounidense.

En la película Long Shot, dirigida por Franklin Martin y producida por Dutchmen Films, podremos conocer su historia, a través de escenas que nos harán llorar, reír y reflexionar acerca de la aceptación de la discapacidad y la capacidad de superación del ser humano.

Desde pequeños Kevin Laue quiso jugar al basket y luchó para lograrlo. Su objetivo era que una universidad de la primera división de la NCAA lo reclutase, algo que consiguió al poder jugar con los “Jaspers” del Manhattan College durante estas últimas tres temporadas.

Pero el caso de este jugador no es el único ejemplo de superación y esfuerzo que encontramos en el baloncesto. Landus Anderson nació con Parálisis de Erb en su brazo derecho y apenas lo puede usar, pero se las ha ingeniado para ser uno de los mejores jugadores del estado de Florida con promedios cercanos a la veintena de puntos. Por su parte, Porter Ellet fue hace pocos años uno de los máximos anotadores de los “Badgers” de la Wayne High School de Bicknell (Utah) a pesar de no tener brazo derecho.

Sobre Ramon

Presidente de la Asociación de Prensa Juvenil, entrenador de baloncesto y escritor en mis ratos libres.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons