‘La vida es así’ cumple 25 años

¿Quién no recuerda la sintonía de Érase una vez… la vida? Ya han pasado 25 años desde que TVE emitiera el primer capítulo de esta serie animada que nos invitaba a viajar por el interior del cuerpo humano.

Simpáticos cromosomas y glóbulos rojos nos explicaban cómo se produce la fecundación o cómo funciona el corazón, por ejemplo. Era una época en la que varios dibujos japoneses aparecían en pantalla para entretener al público infantil, sin embargo esta serie francesa supo captar la atención de los más pequeños y hacer que se sentaran delante del televisor con ganas de aprender algo nuevo cada día sobre nuestra anatomía.

Jesús González, jefe de coproducciones internacionales del momento, recuerda que hace 25 años “la misión de la televisión pública en esos años era divulgar cultura y Érase una vez la vida fue la primera serie de dibujos divulgativos de TVE y barrió en las audiencias”. También explica que en un festival en Montecarlo conoció al director y productor Albert Barrillé, quien ya había producido Érase una vez…  el hombre y Érase una vez…  el espacio cuando decidió abandonar la magnitud de la historia de la humanidad y del Universo para centrarse en el funcionamiento del cuerpo humano.

De este modo nació Érase una ve… la vida, una serie animada dirigida a niños de entre 10 y 12 años que, a lo largo de 26 capítulos, repasaba los principales órganos y procesos del cuerpo humano. Para que no se perdiera el valor educativo del formato, se utilizaban personajes fácilmente identificables que se parecían o a la zona del cuerpo a la que correspondían o a la función que desempeñaban: las células del ojo llevaban gafas, los glóbulos rojos se paseaban acarreando bolas de oxígeno, los impulsos nerviosos era veloces corredores, etc.

Para realizar la serie, Barrillé escribió el guión de la misma tras documentarse exhaustivamente sobre el funcionamiento del cuerpo humano. Además, contó con el apoyo de Alexander Dorozynski, periodista científico, y con la revisión de todos los capítulos por parte de Joel de Rosnay, quien fue presidente del CNRS, el centro francés de investigación científica equivalente al CSIC en España.

Sobre Elena

Licenciada en Pedagogía, colaboro desde hace años en varios proyectos de la Asociación de Prensa Juvenil, ¡incluido este fantástico periódico! :)

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons