Desmayos durante la proyección de ‘Lo imposible’

Lo imposible, la cinta de Juan Antonio Bayona protagonizada por Ewan McGregor y Naomi Watts, ha arrasado en la taquilla española durante el fin de semana de su estreno.

Sin embargo, no está siendo noticia por haberse convertido en la película nacional de más recaudación en su primer día y en el estreno más taquillero de la historia, sino por los mareos, desmayos o crisis de ansiedad que han sufrido algunos de sus espectadores.

Al parecer, durante su proyección, diversas personas repartidas por toda la geografía española han tenido que ser atendidas por los servicios de emergencias. Las redes sociales han recogido los testimonios tanto de los espectadores, quienes han declarado “me daban calores y ganas de vomitar”, como de trabajadores de las salas de cine, quienes confirman que diversas personas han tenido que abandonar la proyección para salir a vomitar.

¿Pero por qué sucede esto? Existen opiniones para todos los gustos, desde un uso de fotogramas superior al estándar, hasta los cambios de planos en movimiento constantes, pasando por una posible inserción de imágenes subliminales. Laura Rojas Marcos, psicóloga clínica, considera que la causa más probables sea que los espectadores sufran “una somatización provocada por la angustia de algunas escenas”. Explica que “se puede crear un efecto de estrés post-traumático a nivel auditivo y visual” que se ve incrementado por una “sobre empatía” al estar sensorialmente concentrados en lo que sucede en la gran pantalla. Por ello recomienda a todos los espectadores que “ante el mínimo malestar abandonen la sala”.

Avatar de Elena

Sobre Elena

Licenciada en Pedagogía, colaboro desde hace años en varios proyectos de la Asociación de Prensa Juvenil, ¡incluido este fantástico periódico! :)

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons