Cuestionan la utilidad de la evaluación al final de la ESO

La reforma educativa presentada por el Gobierno contempla nuevas evaluaciones cuya utilidad es cuestionada por organizaciones de catedráticos de instituto y de inspectores de educación.

La Asociación Nacional de Catedráticos de Instituto (Ancaba) ha presentado un informe sobre el anteproyecto de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) en el que explican que “sin facilitar la continuidad hacia la educación postobligatoria difícilmente se va a reducir el abandono escolar temprano, tan alto en España”.

Se refiere a la nueva prueba que deberían pasar todos los alumnos al terminar la educación básica para obtener el graduado en Educación Secundario Obligatoria (ESO). Tampoco está de acuerdo con introducir una prueba para que los alumnos de FB Básica puedan continuar en la de grado medio.

Ancaba considera que el número de evaluaciones es “elevado” y “costoso” y cuestiona la relevancia de alguna de ellas, preguntándose “la de sexto de primaria, al no tener efectos académicos, ¿de qué sirve?”.

Respecto a la prueba final para obtener el título de Bachiller, creen que ésta es acertada pero que los alumnos, después, no deberían someterse a una evaluación adicional de las propias universidades para acceder a los estudios superiores.

Por otro lado, denuncia la posibilidad de un alumno pueda elegir simultáneamente en cuarto de ESO tanto asignaturas de ciencias como de humanidades, sin tener en cuenta hacia qué modalidad de Bachillerato se dirige; pide que Economía no sea optativa, sino obligatoria en el Bachillerato de Ciencias Sociales; y valora la desaparición de la asignatura Ciencias para el Mundo Contemporáneo y el cambio de Filosofía y Ciudadanía por Filosofía en el Bachillerato.

En el caso de los inspectores educativos, las voces que surgen son dispares. Mientras que la Asociación de Inspectores de Educación (Adide) cree que una prueba general externa supondría un obstáculo en la continuidad de los estudios y pondría en riesgo el objetivo de reducción de abandono escolar, la presidenta de la Asociación Nacional de Inspectores de Educación (ANIE), Ana Isabel Echevarría, afirma que las nuevas evaluaciones igualarán a España al resto de países europeos donde ya existe esos exámenes y, además, pide que se unifiquen los criterios de evaluación de los centros porque a veces “los grados de exigencia son dispares”.

Sobre Elena

Licenciada en Pedagogía, colaboro desde hace años en varios proyectos de la Asociación de Prensa Juvenil, ¡incluido este fantástico periódico! :)

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons