‘Angry Indec’, un juego para calcular la inflación

Inspirándose en el popular Angry Birds, jóvenes argentinos han creado Angry Indec, un videojuego que permite comparar los precios que usa el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) para medir la inflación con aquellos que dicen pagar los consumidores.

Con este juego en línea, disponible desde hace un mes de forma gratuita, se pretende poner de manifiesto la diferencia entre el índice del Indec y los precios que están en la calle.

Más de mil usuarios ya han probado Angry Indec, un juego en el que se debe elegir uno de los ocho productos disponibles, como pan o carne, e introducir el precio que normalmente se paga por él. Acto seguido, el producto cae en dos carritos de supermercado, que tras un recorrido, se posicionan entre sí a una distancia proporcional entre el precio señalado y el valor que toma el Indec a la hora de medir la inflación.

Como para jugar el usuario debe acceder a través de una cuenta de Twitter o Facebook, el sistema toma información sobre la localización del jugador. Eso permite confeccionar un mapa con los precios indicados por los diferentes jugadores en el que se colorea de rojo aquellas zonas donde los valores marcados por los consumidores están muy por encima de los datos oficiales. Asimismo, las áreas en verde son las que gozan de precios más cercanos a los del Indec.

Sobre Israel

Soy antropólogo social y cultural, experto en edición de imagen y vídeo y apasionado de las TIC en general.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons