Una vuelta al cole segura

En breve, los niños españoles volverán al aula. Por ello, vamos a señalar algunas de las recomendaciones de la Asociación Española de Productos Para la Infancia (ASEPRI), para que disfruten de las clases de manera cómoda y saludable.

Uno de los aspectos más peliagudos es el peso de las mochilas. Se estima que éste no debiera de ser superior al 10 o 15 por ciento del peso del menor, si se quiere evitar futuros problemas de espalda. Además, deben adecuarse a su estatura y peso, utilizándose mochilas prácticas, con diseños anatómicos, respaldo acolchado y correas anchas. Las bolsas deben llevarse colgadas por los dos tirantes a la altura lumbar, repartiendo el peso entre los dos hombros, y colocando los objetos más pesados lo más cerca posible de la espalda.

En relación a la transmisión de gérmenes e infecciones, se advierte sobre la importancia de usar productos específicos que prevengan los contagios. En las aulas se pueden instalar purificadores de aire que eliminen bacterias, polen, partículas de polvo, alérgenos y olores, evitando la aparición de alergias, asma, problemas respiratorios e infecciones.

En cuanto a la ropa y el calzado que deben llevar los pequeños se insiste en que es preferible usar prendas de fibras naturales, ligeras, cómodas y que permitan la autonomía de los niños. Además, la talla debe de ser la adecuada y el zapato tiene que ser transpirable y sujetar correctamente el pie.

Share this post

PinIt
scroll to top