Un niño encuentra vómito de ballena de 50.000 euros

Charlie Naysmith, un niño de ocho años, se encontraba en una playa de Gran Bretaña cuando tropezó con algo que parecía una piedra amarilla, con un olor muy intenso y una textura parecida a la de la cera.

Al no saber de qué se trataba decidió recoger el objeto y llevarlo a casa. Tras ser analizado, resultó ser vómito solidificado de cachalote. De este modo, su extraña piedra amarilla, de unos 600 gramos de peso, podría valer hasta 50.000 euros.

Esta cantidad económica se debe a que el vómito de cachalote con el paso del tiempo y la acción de los elementos se convierte en ámbar gris, una sustancia que se encuentra en el estómago de los cetáceos y que se utiliza en la industria de la perfumería, puesto que la propiedad más importante de esta preciada sustancia es la de fijar los olores.

Los investigadores consideran que el vómito encontrado por el pequeño Charlie ha estado flotando durante varias décadas en el mar, antes de llegar a la playa. En 2006, se produjo un descubrimiento similar en una playa desierta en el sur de Australia, donde unos pescadores encontraron un bloque de 15kg de vómito de cachalote, valorado en más de 240.000 euros.

Share this post

PinIt
scroll to top