El deshielo del Ártico liberará 44 millones de toneladas de carbono a la atmósfera

La revista Nature publica un estudio de la Universidad de Estocolmo que pone de manifiesto que la descongelación de placas de hielo desde la era Glacial en el Océano Ártico provocará la emisión de 44 millones de toneladas de carbono a la atmósfera, diez veces más de lo que se creía hasta ahora.

Según el texto, además, se padecerá una emisión masiva de gases de efecto invernadero. Todo ello se debe al aumento de la temperatura que provoca la descongelación de la capa de suelo helado desde hace 40 millones de años donde se acumula carbono que hasta ahora estaba inactivo.

Los investigadores responsables del informe realizaron una extensiva campaña de recogida de muestras en 2008 con el análisis de 200 sedimentos marinos, 130 estaciones y 50.000 litros de agua. Al parecer, dos tercios del carbono del suelo helado se escaparán a la atmósfera directamente, la mayoría en forma de CO2, pero también de metano.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons