Un niño recorre 150 kilómetros con tres euros para encontrarse con su abuela

Un niño de 11 años decidió dejar su casa y recorrer 150 kilómetros para encontrarse con su abuela.

El pequeño vivía en la provincia de Jiangxi con su abuela, pero recientemente sus padres emigraron por trabajo de allá a la provincia de Fujian. Al parecer el pequeño no estaba muy de acuerdo con el cambio y quería regresar a su anterior hogar. Por ello, un día decidió salir de casa y emprender el camino hacia la vivienda de su abuela.

En su viaje sólo llevaba 24 yuanes, menos de tres euros, con los que compró botellas de agua y barras de pan. Con ello sobrevivió once días, en los que recorrió a pie unos 150 kilómetros. Según relata, rellenaba las botellas en las gasolineras y por la noche dormía en las áreas de estacionamiento. Pero su aventura terminó el 24 de julio, cuando unos obreros que estaban trabajando lo encontraron delgado y deshidratado y lo entregaron a la policía, que se puso en contacto con la familia del menor.

Share this post

PinIt
scroll to top