‘Smite’ provoca una polémica religiosa

Los responsables de Smite han decidido omitir las religiones más populares del mundo para evitar reacciones negativas, pero no se han escapado de alguna que otra crítica.

Todd Harris, director de Hi-Rez Studios, ha explicado que en este juego de rol de acción en línea, que gira en torno a personajes mitológicos y deidades, se evitarán las referencias al cristianismo, judaísmo e islamismo, así como la inclusión de figuras relevantes de la Biblia, la Torá y el Corán. Según sus palabras, “para un videojuego los personajes abrahámicos relevantes, como Adán, Noé, Moisés, Jesús, Mahoma…, no son interesantes para el diseño o la jugabilidad. Todos son humanos. Nunca se han enfrentado entre ellos. Nunca han luchado de manera alucinante. Son todos pacíficos”.

Sin embargo, en Smite sí aparece representado el hinduismo, practicado por 800 millones de personas en todo el mundo. Rajan Zed, presidente para EE.UU. de la Sociedad Universal del Hinduismo, se ha manifestado en desacuerdo a cómo son tratadas deidades como Kali, Vamana y Agni.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons