Los jóvenes españoles son impacientes y están enganchados a las nuevas tecnologías

El perfil del joven actual responde a un muchacho impaciente y enganchado a las nuevas tecnologías, así como con un sentido de la justicia acentuado y con dificultades para llevar a la práctica su sentido altruista y responsable con el medio ambiente, según un estudio de Aldeas Infantiles.

Para conocer el comportamiento de los jóvenes españoles ante cuestiones como la paciencia, la creatividad, las nuevas tecnologías, la escucha, el valor, la solidaridad o el respeto al medio ambiente, se ha encuestado a más de 180 profesionales de centros de Educación Secundaria.

La mayoría de los profesionales de la educación entrevistados señala la telefonía móvil como uno de los factores que más influyen en el comportamiento de los jóvenes dentro de las escuelas. Explican que los alumnos (74%) están más irritables si no tienen acceso a su terminal y achacan a los videojuegos e Internet los retrasos que sufren los discentes, puesto que la mayoría de ellos trasnochan por estar delante de sus pantallas. Además, el 57% de los profesores afirma que sus alumnos tienen sus móviles encendidos en clase, e incluso los utilizan para mandarse mensajes (3%). Los ordenadores del centro también son una buena oportunidad para conectarse a sus redes sociales (34%), acciones que castigan requisando el teléfono móvil (69%) o enviando un aviso a la familia (29%).

También afirman que los jóvenes son impacientes, especialmente en situaciones que no consideran de interés, y que se comportan con mayor serenidad en situaciones afines a sus intereses. Por otro lado, consideran que sus estudiantes son altruistas en la teoría (61%) pero que sus prioridades del día a día les impiden hacer realidad sus ideales, algo similar a lo que ocurre con la conciencia ambiental.

Avatar de Raul

Sobre Raul

Soy periodista y editor en PrimerasNoticias.com. Cuando tengo ratos libres, disfruto de mi afición al cine y la literatura de género.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons