El libro que se queda en blanco si nadie lo lee

Esta obra literaria no está pensada para perezosos que tardan meses e incluso años en leerse un libro, o quizás sí. Puede que el libro que se autodestruye sirva para avivar la pasión o por lo menos las prisas por leer.

El libro que no puede esperar es el título elegido para un texto que ha sido impreso con un compuesto especial en color fucsia que tiene una duración de dos meses. Pasado ese tiempo, todas y cada una de sus líneas desaparecen. Aunque se debe tener en cuenta que cuanta más luz y aire reciba el libro, antes pierde su tinta.

Este peculiar libro en su interior contiene una antología de cuentos de escritores latinoamericanos que lleva por nombre El futuro no es nuestro. Con su publicación se pretende fomentar la escritura de nuevos autores e incentivar la lectura en la población.

Si te ha gustado esta original iniciativa, has de saber que Eterna Cadencia, los responsables del invento, están pensando implantar la medida con nuevas obras.

Avatar de Elena

Sobre Elena

Licenciada en Pedagogía, colaboro desde hace años en varios proyectos de la Asociación de Prensa Juvenil, ¡incluido este fantástico periódico! :)

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons