Cuatro de cada diez jóvenes beben cuando conducen

A pesar de los riesgos que existen al conducir bajo los efectos del alcohol, el 38% de los jóvenes admiten beber cuando conducen.

Según los resultados del Programa Noc-Turnos 2011, promovido por la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), realizado entre unos 530 jóvenes, casi cuatro de cada diez jóvenes conducen después de haber consumido alcohol, a pesar de que el número de jóvenes que afirman que no beberían si van a conducir se ha duplicado con respecto a 2001.

Las mujeres parecen tener una actitud más responsable, puesto que el 72% asegura que no bebería si tiene que conducir, frente al 54% de hombres. Entre los más jóvenes, de entre 18 y 20 años, un 77% también declara no beber si va a coger el coche.

En cuanto a los acompañantes, de los datos obtenidos en el estudio se desprende que un 81% de jóvenes intenta convencer al conductor de que no coja el coche si ha bebido y que uno de cada dos está dispuesto a buscar un medio alternativo de transporte para no volver a casa con un conductor ebrio. Además, ha aumentado el peso del grupo de amigos a la hora de decidir quién conducirá cada noche, siguiendo la idea del “conductor alternativo” promovida por el programa Noc-Turnos.

Por su parte, la directora general de Tráfico, María Seguí, ha recordado que el año pasado 100.000 personas dieron positivo en el test de alcohol en la carretera y se ha mostrado preocupada por el 15% que los jóvenes representan del porcentaje total de las víctimas mortales de los accidentes de tráfico y por el 20% de los heridos graves, a pesar de ser sólo el 10% de la población con carné de conducir.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons