Jóvenes y mujeres luchan por su inserción sociolaboral

En barrios como el de la Mina, en Sant Adrià de Besòs (Barcelona), el elevando índice de absentismo escolar provoca que jóvenes y mujeres continúen siendo los colectivos más vulnerables. Por ello, el Consorci de la Mina ha puesto en marcha diversos proyectos para aumentar las posibilidades de encontrar un empleo de los colectivos en riesgo de exclusión social.

Una de las iniciativas creadas por el Consorci de la Mina fue el plan de acción contra el paro 2011-2015 que, en el primer año, ha conseguido un 25% de inserción laboral de sus usuarios. En él participan más de 80 empresas de Sant Adrià y alrededores que ofrecen trabajo a personas con dificultades. Carme Ferran, responsable del área social del Consorci de la Mina, explica que lo más importante del plan es dotar de autonomía a los vecinos de la Mina para que, con el tiempo, no requieran de este tipo de servicios y puedan buscar trabajo por ellos mismos.

El proyecto contempla acciones de formación dirigidas a los jóvenes para que aprendan un oficio y herramientas a las personas que necesitan ayuda con el ordenador o con la creación de su currículum. Aunque el principal problema es inculcar el hábito de trabajo en usuarios que ni siquiera han ido al colegio. En el barrio de la Mina, un 18% de la población no sabe ni leer ni escribir, cuando el total en Cataluña de este colectivo supone un 2%.

Sobre Raul

Soy periodista y editor en PrimerasNoticias.com. Cuando tengo ratos libres, disfruto de mi afición al cine y la literatura de género.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons