Los primeros homínidos fieles

El germen de lo que hoy entendemos como familia se remonta a la antigüedad, cuando nuestros antepasados Ardipithecus abandonaron la promiscuidad por la fidelidad.

Según una investigación del Instituto Nacional de Matemáticas y Síntesis Biológica de la Universidad de Tenessee (Estados Unidos), una combinación de variables hizo que cambiara la estrategia de las hembras para garantizar la supervivencia de su prole y también la de los machos menos favorecidos.

Las hembras dejaron de elegir a los machos dominantes como pareja reproductiva por aquéllos menos importantes en la jerarquía, que les proporcionaban alimento y protección para sus crías, y se convirtieron en fieles compañeras. De este modo, hace más de 4 o 5 millones de años, se dieron los primeros rasgos de reconocimiento entre padres e hijos y el nacimiento de una nueva sociedad en la que surge la cooperación dentro del grupo.

Share this post

PinIt
scroll to top