Boicot a los exámenes

Los estudiantes catalanes han decidido rebelarse ante la subida del precio de las matrículas universitarias, boicoteando los exámenes finales. Con ello pretenden retrasar el cierre de actas hasta que se les garantice que las tasas no aumentarán o que el importe correspondiente a la subida se les reintegrará en forma de beca.

Una vez se cierran las actas, se conoce la nota de cada alumno, las materias que ha aprobado y las que ha suspendido. Esta información permite saber cuántos alumnos pasarán de curso y cuántos podrán matricularse. Si el cierre de actas se alarga, el próximo curso se iniciaría tarde y no se podrían pagar las tasas universitarias en el periodo que el Gobierno tiene previsto.

En diversas facultades como la de Ciencias Políticas y Sociología de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y la de Filosofía y Letras y el campus de Mundet de la Universitat de Barcelona (UB), así como en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), se están acordando retrasar el cierre de actas o adoptar medidas similares hasta que no se llegue a un acuerdo sobre las tasas y los recortes. Sin embargo, algunos profesionales advierten que hay que meditar las consecuencias de estas iniciativas pues retrasar las actas puede impedir a los universitarios solicitar becas, al no tener las notas puestas, e ir de Erasmus.

Avatar de Elena

Sobre Elena

Licenciada en Pedagogía, colaboro desde hace años en varios proyectos de la Asociación de Prensa Juvenil, ¡incluido este fantástico periódico! :)

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons